Qué hacer en Huesca en verano

Después de dos años viviendo en Londres ya echábamos de menos unas vacaciones de verano en España. Esta vez con la aproximación del aniversario de Álex que mejor excusa que hacer algo diferente y reunirnos en algún sitio con su familia para celebrarlo.

Alojamiento Casas Pirineo

Cuándo decidimos que Huesca sería nuestra destinación para pasar unos días y celebrar el 26 aniversario de Álex, de inmediato, el padre de Álex se puso a buscar alojamiento. Tuvo bastantes dificultades en encontrar una casa o apartamento de 2-3 habitaciones para 5 personas ya que todo estaba reservado. Pero después de buscar mucho finalmente dimos con Casas Pirineo, una masía con diferentes apartamentos situada en el Llano de Gerbe.

Lo que más nos gustó (a parte de la tranquilidad del lugar) es que cada apartamento tenía un nombre de un pico Aragonés diferente. Nosotros nos hospedamos en el apartamento Peña Montañesa. Y en las inmediaciones de la masía se encuentra el Embalse Mediano, uno de los más bonitos de la zona.

Qué ver y hacer en Huesca en verano

En la provincia de Huesca lo más típico son los deportes de aventura cómo el rafting, barranquismo, kayak… el senderismo y el trekking. De estos dos últimos hay muchísimos recorridos por hacer y muchos parajes de hermosa belleza dónde perderse.

Nosotros íbamos con los padres y el hermano de Alex que ya habían estado en muchas ocasiones en Huesca, así que íbamos con los mejores guías posibles. Íbamos en plan de relax familiar, por lo que no teníamos en mente subir a todos los montes habidos y por haber (que ya me hubiera gustado también) ni apuntarnos a multiples actividades, pero sí disfrutar de la zona.

A continuación os dejo una lista de las cosas que nosotros hicimos dónde disfrutamos un poco de montaña, río, senderismo y deportes de aventura. Un mix de todo es el equilibrio genial para disfrutar de unos días de relax y aventura por igual.

Subir al Castillo de Samitier para admirar las vistas sobre el Embalse Mediano

Esta es probablemente una de las excursiones que más ganas tenía de hacer. Buscando información sobre cosas por hacer en Huesca, leí en un blog de un ciclista que había subido hasta el Castillo de Samitier en bicicleta.

El Castillo de Samitier se encuentra a más o menos 15 minutos en coche al sur de Aínsa. Llegar hasta ahí es fácil, sólo hay que seguir por la A-138 por más o menos 13 minutos hasta que a mano derecha encontréis un cartel indicando Samitier a la izquierda. Tendréis que tomar la salida de la izquierda y podréis dejar el coche en el parking de la iglesia o por dónde encontréis espacio. El camino que sigue hasta el castillo no está asfaltado y debe hacerse a pie.

La carretera sin asfaltar sube hasta una pequeña explanada justo debajo del castillo en ruinas. Desde ahí ya podréis disfrutar de unas vistas impresionantes del Embalse Mediano pero para los que quieran subir hasta el castillo en ruinas, lo podréis hacer subiendo por un pequeño turón de rocas, que a decir verdad es un poco peligroso.

Yo ya sabía las vistas que me esperaban desde arriba y estaba súper emocionada, pero Alex y su familia no tenían ni idea, y la verdad es que les encantaron igual o más que a mí.

Bañarse en el río

La familia de Alex conocía una pequeña playa en el transcurso del río Ara dónde en verano, se suele reunir la gente del pueblo de Boltaña para darse un chapuzón. Así que en nuestro tercer día de vacaciones, decidimos ampliar fronteras y probar otra playa situada más arriba del mismo río Ara. Aproximadamente a 10 minutos de Boltaña, menos frecuentada y por lo tanto más tranquila.

Sólo con pensar en esas dos tardes que pasamos allí, me entra mucha melancolía. El sol, el ruido del agua que baja con fuerza, los grillos, la brisa del viento y la agradable temperatura… quiero volver a esa semana de verano en Huesca.

Visitar el pueblo de Aínsa

Los pueblos de Aínsa y Boltaña eran los más próximos a nuestro alojamiento así que diariamente nos desplazábamos a uno de ellos para hacer la compra. Una tarde bajamos a Aínsa y decidimos quedarnos y visitar el pueblo. Me sorprendió mucho, porqué aunque es super pequeño tiene mucho encanto. Me recordó mucho a Besalú, un pueblo medieval que tenemos aquí al lado de casa, en la provincia de Girona.

Deportes de aventura – Barranquismo

Huesca es famosa por sus enormes cañones con barrancos y ríos y por ser una de las mejores zonas dónde practicar varios deportes de aventura.

Nosotros íbamos en plan vacaciones de relax pero eso no quitó el hecho de que Álex, su hermano y su padre se cogieran un día para irse a hacer barranquismo. El padre de Álex conocía ya una empresa de deportes de aventura con la que ya habían hecho deportes de aventura años atrás, así que repitieron de nuevo, pero esta vez con el peque.

La empresa llamada “Sarratillo” es de Aínsa. Os dejo aquí su página web para quién le interese un poco más de información.

Excursión en el valle del Monte Perdido, el Circulo de Soaso y Cola de Caballo

Subir hasta la Cola de Caballo por el Circulo de Soaso era un deseo que tenía dentro, con demasiadas ganas de cumplir, y que en esta ocasión pude hacer realidad. Así que escojimos un día de las vacaciones para dedicarlo únicamente a esta excursión.

Nos levantamos temprano y cogimos el coche hasta el pueblo de Torla, desde dónde salen los buses que suben hasta el Parking del Monte Perdido. En verano subir hasta el parking sólo es posible con el bus, ya que hacerlo con vehículo propio está prohibido. Los buses salen cada media hora y el trayecto sale a 4,50€ por persona (ida y vuelta).

Una vez arriba en el parking tomamos un té/café y comimos unos bollos en la cafetería que hay y empezamos la caminata. Primero por bosque hasta que dos horas más tarde entramos en el Circulo de Soaso. Andamos un buen trozo junto al río, lleno de cascadas y paisajes super bonitos. Y mientras íbamos subiendo cuesta arriba íbamos viendo cómo el sol se adentraba en el valle e iluminaba todo poco a poco.

Después de 2 horas más de caminata, finalmente llegamos a la famosa Cola de Caballo. Atravesar ese precioso valle, es algo que voy a recordar siempre. Yo ya había visto esa cascada en muchísimas fotografías de Àlex y su família, y la verdad es que en vivo fue aún más bonita e impresionante si cabe.

Lo primero que me vino a la cabeza al llegar fue quitarme esos malditos zapatos que me tenían los pies ardiendo y poner los pies en el agua. En un principio fue placentero, hasta que unos segundos después me empezaron a doler tanto que los tuve que quitar. Creo que nunca antes había puesto los pies en un agua tan helada cómo esa.

Descansamos para recuperar fuerzas, nos comimos unos bocatas y emprendimos el camino de vuelta. Esta vez el sol iluminaba el valle desde otro ángulo y dejaba en la sombra los paisajes que a su misma vez, nosotros íbamos dejando a nuestras espaldas.

Lo que fue una semana de vacaciones en Huesca nos sentó como si hubiera sido un fin de semana. Eso sí, nos llevamos un precioso recuerdo de nuestros días y una sensación muy bonita de haber disfrutado a tope del sol, la montaña, la naturaleza y la família. Sin duda, escogimos el destino perfecto para ello.


Espero que este post te haya servido de ayuda. Cualquier duda puedes contactarme o dejar un comentario abajo, te ayudaré en todo lo que pueda. Recuerda que también puedes seguir todos mis viajes en Instagram y Youtube.

TODO LO QUE NECESITAS PARA PREPARAR TU VIAJE:

EL MEJOR PRECIO en tus reservas de alojamiento con Booking aquí
25€ DE DESCUENTO al reservar tu primer AirBnB. Date de alta aquí
Viaja seguro y ahórrate un 5% DE DESCUENTO contratando tu seguro de viajes con IATI aquí
Encuentra LAS MEJORES OFERTAS de vuelos aquí
Reserva los MEJORES TOURS Y EXCURSIONES en español aquí
Reserva todos los DESPLAZAMIENTOS EN FERRY, TREN Y BUS aquí
Encuentra mis productos RECOMENDADOS aquí
Encuentra un montón de CONSEJOS VIAJEROS aquí

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

Me encantaría saber que opinas del post. ¿Me dejas unas palabras?