98 días confinada en Nepal por el COVID-19

Introducción

21 de Febrero al 21 de Marzo

El 21 de Febrero me vine a Nepal a realizar un voluntariado de un mes en Bastipur (Hetauda) con una ONG española.

Para aquel entonces el COVID-19 estaba afectando sobretodo a China y se habían detectado algunos casos en diferentes países de Europa pero no se le daba mayor importancia. De hecho se hablaba del virus como un resfriado común solo peligroso para las personas con predisposición a problemas respiratorios o gente mayor. Con lo que viajar no suponía problema alguno y Nepal aseguraba ser un país seguro a pesar de estar tan cerca de China.

Empezé mi voluntariado y en dos semanas, Italia cerraba el país con un elevadísimo numero de infectados por el virus y un gran balance de muertos. De hecho ya no eran China e Italia en el punto de mira sino que el virus ya se había propagado a diferentes países del mundo y con mucha rapideza.

Esto detonó la decisión del gobierno Nepalí que decidió suspender inmediatamente los visados “on arrival”, obligando así a todos aquellos que quisieran viajar a Nepal a ir al consulado Nepalí en su país de origen y presentar un informe médico para la obtención del visado. Este informe médico debía realizarse 7 días antes de la fecha de salida, para así asegurar que el viajero no estaba infectado.

Pocas horas más tarde de dicha decisión, el gobierno Nepalí pasó a restringir la entrada a Nepal a todos los viajeros procedentes de varias nacionalidades, entre ellas España. Este hecho se divulgó de boca en boca poniendo al COVID-19 como tema diario entre los Nepalís y a dar conciencia de la gravedad y la rápida propagación del virus.

Pocos días después, a principios de la semana pasada, las aerolíneas que unen Kathmandú con Barcelona empezaron a cancelar vuelos. Además, horas después, en ese mismo día, recibimos la alarma de que España reclamaba a todos los españoles fuera del país que regresaran inmediatamente por el posible cierre de fronteras aéreas debido a la rápida propagación del virus.

Mi vuelo de vuelta (31 de Marzo) parecía estar cancelado, así que decidí llamar a Qatar Airlines para asegurarme un asiento de vuelta lo antes posible. Consiguieron ponerme en un vuelo para el 24 de Marzo, a 5 días vista. De esta forma, tendría tiempo de acabar mi voluntariado e irme directamente. No me entusiasmaba la idea de dejar Nepal de esta manera, pero podría regresar a mi país antes de que la situación fuese a peor en ambos países.

El Sábado 21 de Marzo al levantarme por la mañana para coger el Jeep para ir a Kathmandú leí que el gobierno Nepalí aprobó la tarde anterior la cuarentena, cancelando así el transporte público, cualquier celebración pública y cerrando coles y espacios públicos en efecto el Domingo 22 de Marzo. Intenté llamar de nuevo a Qatar Airlines para preguntar si mi vuelo del Martes se vería afectado ya que aparecía confirmado pero los aeropuertos estarían cerrados. Pero después de intentarlo varias veces, no conseguí dar con ellos.

Seguidamente llamé a la embajada Española de Nepal para que me dieran más información sobre la situación en ambos países y me dijeran que posibilidad tenía de regresar a casa. Me comentaron que dado la rapidez con la que el virus se estaba propagando en España y la imposibilidad de confirmar que mi vuelo fuera a salir, lo mejor era plantearme de no viajar innecesariamente y quedarme en un sitio seguro.

Así que antes de arriesgarme a quedarme atrapada indefinidamente en Kathmandú, decidí cojer un bus y venirme a las afueras de Pokhara, en el Sarangkot. Estaría en un lodge, en la montaña lejos de las aglomeraciones de gente y el ebullicio de la ciudad. Estaría segura y a buen recaudo para lo que se viniera.

Contacté a la família del Lodge que tenía reservado para pasar mis días en Pokhara durante mi viaje y les comenté mi situación. Enseguida me llamaron y me dijeron que sin ningún problema podía hospedarme ahí hasta que los vuelos volvieran a salir.

De momento me quedaré aquí hasta que tenga una alternativa mejor para volver a casa de manera segura. He pensado en escribir este post cada día a modo de diario, para contaros lo que estoy viviendo cada día aquí y como estoy llevando la situación y así no estoy tan sola.

A continuación encontrarás los posts de mi confinamiento por etapas:

2 Comments

  1. Anna , soc el teu tiet Lluis…ets molt positiva a pesar de no tenir res del basic per la higiene…pero en sorpren com gires lo negatiu en positiu…i les imatges seran eXpectaculars si fos un dia normal pero en la teva situacio crec que es especial….una pregunta ….per pasar l’estona en una part del dia …tenen algun joc de taula per fer la peta….aqui tenim cartes o parxis o escacs….que teniu aqui?…🙏

Me encantaría saber que opinas del post. ¿Me dejas unas palabras?