Excursión del Planell d’Aigüestortes a l’Estany Llong – La Val d’Aran

La ruta del Planell d’Aigüestortes a l’Estany Llong es una ruta a pie muy fácil de unas tres horitas perfecta para realizar en familia. Esta transcurre en una zona totalmente llana con bosques y prados dentro del Parque Nacional d’Aigüestortes y es una de las más frecuentadas por los turistas que buscan realizar una excursión fácil y sin muchas complicaciones.

Nosotros buscábamos una ruta apta para nuestro nivel de senderismo (muy básico) y que a su misma vez pudiésemos disfrutar de los mejores pasiajes de la alta montaña. Encontramos varias que nos interesaron, pero al final nos decantamos por esta porqué nos ofrecía todo lo que buscábamos. Además, teniendo en cuenta la nevada del día anterior, era la más cómoda para realizar con nieve.

Como llegar al Planell d’Aigüestortes

En taxi

Para llegar al Planell d’Aigüestortes donde iniciaremos la ruta deberemos subir con el servicio de taxis de Boí. Estos se cojen en la Plaza del Treio en el centro del pueblo, junto a la iglesia. El coche lo podremos dejar en el parking habilitado que encontraremos entrando al pueblo a mano derecha (está señalizado).

El trayecto en taxi desde Boí hasta el Planell d’Aigüestortes es de aproximadamente 20 minutos (dependiendo del estado de la carretera) y por el camino podremos disfrutar de unas espectaculares vistas de l’Estany de Llebreta i el Salt d’Aigua de Sant Esperit. El precio de ida y vuelta es de 10.50€ por persona y los taxis salen a medida que se van llenando. En caso de no llenarse el tiempo máximo de espera nos dijeron que es de 1 hora.

En verano empiezan a subir a partir de las 08:00h mientras que en invierno lo hacen a partir de las 09:00h. Tened en cuenta que dependiendo de la climatología y el estado de las carreteras estos pueden variar o incluso cancelar por completo las salidas. Os informarán mejor si contactáis directamente con su oficina el día anterior a vuestra excursión.

En coche particular

También tenéis la opción de ir con vuestro vehículo y ahorraros los 10€, aunque solo podréis acceder hasta el parking La Molina (que muchas veces se encuentra cerrado) y desde allí subir hasta el Planell d’Aigüestortes. Pero son unos 6,3 km más y un desnivel de 430m añadido.

Del planell a l’Estany Llong

Llegamos al Planell d’Aigüestortes, donde nos dejó el taxi, sobre las once de la mañana. Empezamos a andar y a los pocos minutos encontramos una doble señal. Una de ellas nos indica que l’Estany Llong está a 1,5h siguiendo adelante y la otra nos muestra un desvío a mano derecha hacía el circuito de las pasarelas del planell. En este caso, nosotros decidimos seguir recto hacía l’estany, ya tendríamos tiempo de recorrer las pasarelas a la vuelta (os lo contamos más abajo).

Seguimos el camino en un paseo muy agradable en el que apenas notábamos el desnivel que íbamos acumulando. Caminando bajo el calor del sol, escuchando el arrollo a nuestro lado y la nieve crujiendo bajo nuestros pies. En ocasiones incluso pudimos ver como el viento elevaba toda la nieve acumulada en las copas de los árboles, parecía que estaba nevando de nuevo.

Seguimos caminando hasta que dejamos atrás la zona boscosa para llegar a otra de prados con pasarelas. Un paisaje precioso, que de seguro es incluso más bonito en primavera. Nos hubiera encantado sentarnos en esos prados aunque con la nieve lo teníamos algo difícil. Pero soñamos un poquito y nos los imaginamos verdes y llenos de vacas campando a sus anchas.

Después de cruzar todas las pasarelas encontramos un cartel que nos indicaba que estábamos a solo 20 minutos de l’Estany Llong. En este punto el sendero se enfilaba entre bosque cuesta arriba y la nieve empezaba a estar algo derretida. Cada vez era más complicado seguir andando sin riesgo a caernos de culo.

Finalmente, después de lo que parecieron horas, llegamos a un cruce donde tuvimos que elegir entre desviarnos hacía la izquierda para ir al refugio o a la derecha para seguir cuesta arriba hasta el lago (10 minutos más). Seguimos para adelante, detener la marcha no nos iba a ayudar.

Al estar todo nevado, este último tramo se no hizo bastante más complicado, aunque fue divertido. El camino estaba inundado y cubierto de una fina capa de nieve que lo ocultaba por completo. Podéis imaginarnos, sin nosotros saberlo a cada paso corríamos el riesgo de acabar mojados. Además el desnivel no ayudaba. Pero nos apañamos y después de unos saltos entre piedras y un par de pasos dentro del agua por fin llegamos al lago. Por ese entonces ya no nos importaban los pies mojados, la belleza del entorno lo compensaba todo.

Eran las dos del mediodía y estábamos cansados y con los pies empapados de agua. Nos hubiera encantado seguir un poco más adelante hasta llegar al Llac Redó (aproximadamente 1 hora y 100m de desnivel más), pero decidimos dejarlo ahí.

El recorrido de vuelta fue algo más rápido y también con más resbalones al ir cuesta abajo. Pero lo sobrellevamos con mucho estilo. De camino paramos a la vera del río, la luz había cambiado desde la subida y el paisaje era aún más bonito si cabe.

Tardamos unas 4 horas para recorrer los 9km de ida y vuelta. Se puede hacer con menos, seguro, pero con la nieve tuvimos que ir con mucho cuidado de no resbalarnos y eso nos hizo ir a paso de tortuga. El desnivel total de este recorrido es de 200m.

Durante tu escapada a la Val d’Aran no te pierdas la cascada Sauth Deth Pish. Este doble salto de agua se encuentra a solo 30 minutos en coche de Vielha y es una de las más visitadas de la zona.

Pasarelas del Planell d’Agiüestortes

Cuando llegamos al desvío de las pasarelas con el que nos habíamos topado al empezar la excursión seguimos la señal y nos desviamos. Lo primero que nos encontramos fue un puente muy bonito que nos anticipaba que el recorrido valdría mucho la pena. Desde ahí podíamos observar el planell casi en su totalidad.

A pesar de estar algo cansados y empapados seguimos adelante. Adentrándonos en otro bosque con zonas bastante densas en las que apenas llegaba la luz del sol y donde solo se oían los cantos de los pajaritos y el sonido la nieve cruijr bajo nuestros pies. Fue un recorrido muy terapéutico, llegamos al final super relajados y como nuevos.

Una vez en el parking fue cosa de media horita que nos juntamos 12 personas y dos taxis nos bajaron de vuelta al pueblo de Boí. Durante el recorrido de vuelta pudimos ver de nuevo l’Estany de Llebreta, esta vez a nuestra izquierda. Un paisaje precioso, nos lo apuntamos para otro día.

No olvides consultar todos los post relacionados que encontrarás en la categoría de La Val d’Aran. De seguro que te aportan mucha información e ideas para tu viaje.

Espero que este post te haya servido de ayuda. Cualquier duda puedes contactarme o dejar un comentario abajo, te ayudaré en todo lo que pueda. Recuerda que también puedes seguir todos mis viajes en Instagram y Youtube.

TODO LO QUE NECESITAS PARA PREPARAR TU VIAJE:

El mejor precio en tus reservas de alojamiento con Booking aquí
Viaja seguro y ahórrate un 5% de descuento en tu seguro de viajes aquí
Encuentra las mejores ofertas de vuelos aquí
Reserva todos los traslados desde el aeropuerto aquí
Reserva los mejores tours y excursiones en español aquí
Reserva todos los desplazamientos en ferry, tren y bus aquí
Compra tu tarjeta SIM prepago y ahórrate un 5% de descuento aquí
El mejor precio en el alquiler de coche con Rentalcars aquí
Todos mis productos recomendados aquí
Encuentra un montón de consejos viajeros aquí

VENTE DE VIAJE A LA VAL D’ARAN CON NOSOTROS A TRAVÉS DE NUESTRO VIDEO BLOG:

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

Me encantaría saber que opinas del post. ¿Me dejas unas palabras?