Que ver y hacer en Budapest. Top 10 imprescindibles

¿Estás pensando en visitar la capital de Hungría? En este post te traemos los 10 imprescindibles que no te puedes perder durante tu escapada.

Cruzar el Puente de las Cadenas

El Széchenyi Chain Bridge es el primer puente que unió las ciudades de Buda y Pest y hoy en día es uno de los símbolos de la ciudad. Durante tu visita debes cruzar, almenos una vez, este puente. Es precioso de día pero aún si cabe lo es más de noche. A nosotros nos encantó visitarlo en ambas ocasiones y no sabemos cuál nos enamoró más.

La mejor vista de todas es la de mano derecha de Pest a Buda donde podréis admirar el parlamento y el Bastión de los Pescadores mientras cruzáis el puente.

Antes de su contrucción en 1849, los habitantes de las ciudades de Buda y Pest no tenían otro modo de cruzar el río Danubio que no fuera con barcos en los meses de buen clima y a pie o en un carruaje (los más afortunados) en los meses de invierno. Al congelarse el río era el único modo de ir de una ciudad a la otra.

La razón por la que se acabó consturyendo el puente fue cuando el conde Esteban Széchenyi tuvo que esperar una semana entera en para ir de Pest a Buda. Al final encontró a un navegante suficientemente valiente para atravesar las flotantes placas de hielo. Fue entonces cuando decidió ofrecer sus rentas de un año entero para la construcción de un puente permanente sobre el río.

Contemplar Budapest des del Castillo de Buda

Uno de los monumentos que más nos enamoraron por su estructura y belleza (a parte del parlamento) fue el Castillo de Buda. Lo vimos por primera vez la noche que llegamos mientras disfrutábamos de un crucero por el río Danubio y lo visitamos la mañana de nuestro último día.

Las vistas des de arriba son una maravilla, se puede ver toda la ciudad desde una perspectiva preciosa. Además los jardines del castillo son muy bonitos y vale mucho la pena dedicarles un rato y dar una vuelta. Como aliciente para vuestra visita, el Castillo de Buda alberga en su interior dos museos: el Museo de Historia de Budapest y la Galería Nacional de Hungría. Nosotros no los visitamos por falta de tiempo pero si te gustan los museos no podéis perdéoslos.

Cenar en un crucero romántico por el Danubio

Una de las actividades que no te puedes perder si visitas Budapest es un crucero con cena y música en vivo por el río Danubio. Hay unos en los que sirven cena, otros que solo son un crucero y otros que se sirve una consumición. Allá vuestros gustos. Nosotros realizamos el que sirven cena y fue todo un acierto. Lo gozamos muchísimo y degustamos una cena muy exquisita y variada a bordo de un barco con las inmejorables vistas de Budapest de noche.

También había música en directo y acceso a la azotea del barco donde subimos con una copa de cava y nos relajamos un rato observando la ciudad iluminada. Toda una experiencia.

Os dejo algunas opciones para este tipo de actividad a continuación:

Visitar el Bastión de los Pescadores

Sin duda la visita que más me gustó fue esta, el Bastión de los Pescadores. Tenía mil ganas de visitar este monumento que parece un castillo con sus siete torres, pero una vez estuve ahí me sorprendió aún más. Empezando por sus escaleras y toda su estructura que recuerda a un castillo. Pero además tiene un balcón-mirador precioso.

El Bastión de los pescadores se construyó entre 1895 y 1902 y su nombre es en honor a los pescadores que defendieron el bastión en la Edad Media. La visita es gratuita y además en la plaza del bastión está la Iglesia de San Matías. Esta si es de pago, creo recordar que el acceso a su interior vale 1.500 HUF (4,50€).

¿Estás buscando alojamiento en Budapest? Nosotros te recomendamos este hotel, situado a un paseo de la zona turística y con un servicio impecable.

Probar el postre tradicional húngaro, el Chimney Cake

Nos encontrábamos en el Bastión de los Pescadores cuando de repente olimos algo dulce, con toques de vainilla, olía delicioso y se nos hizo la boca agua. Como era la hora de comer nos acercamos a la que parecía la fuente de ese olor, el Restaurante del bastión el Panoramia Café Bar y nos sentamos.

Para postres pedimos el Chimney Cake, un postre en forma de chimenea humeante. No es más que una fina masa enrollada en un palito de madera y bañada en azúcar y posteriormente horneada. No sabíamos si ese era culpable del olor que habíamos olido antes pero nos apetecía probar el postre tradicional húngaro. Cuando lo tuvimos delante casi no nos podemos contener. ¿Sabéis esos olores que os llevaríais puestos a diario? Pues yo me hubiera llevado ese.

Al final acertamos y además estaba delicioso y muy crujiente. El básico solo lleva azúcar pero los acompañan de muchísimos sabores: vainilla, chocolate, almendras, nueces… Nosotros nos pedimos el de vainilla y estaba buenísimo.

Relajarte en un Spa

Si Budapest es conocido por algo, es por sus balnearios. Y es que la capital de Hungría alberga a día de hoy más de 100 manantiales. Habiendo estado en uno, sin duda alguna te podemos decir que es una actividad que no puedes perderte.

Nosotros escogimos el Géllert Spa, más tranquilo que el conocido Balneario Széchenyi, y a nuestro parecer, incluso mucho más bonito. La experiencia fue de 10. Pasamos una tarde maravillosa, relajándonos en sus manantiales. Además compramos un pack que nos vino entrada, masaje harmony de 60 min en pareja y una cabina privada para cambiarnos y guardar la ropa. Todo esto por 160€. Salimos de ahí renovados, fue una experiencia perfecta.

Las instalaciones del Géllert Spa son muy completas con piscinas exteriores para el verano, manantiales en su interior, bar y terraza y zona de masajes. También tienen un mostardor donde puedes alquilar bañadores, toallas, zapatillas… lo que necesites.

Puedes comprar tus entradas sin colas para ambos balnearios aquí:

Un tour por la ciudad

Una manera perfecta para descubrir la ciudad es con un tour. No hay nada como que un guía de lleve por los mejores sitios de la ciudad a la misma vez que aprendres sobre los lugares que visitas y su historia. A nosotros nos encanta. No siempre pero muchísimas veces reservamos tours para visitar los sitios y siempre hemos quedado encantados y hemos aprendido muchísimo más de los sitios y destinos que visitábamos.

Os dejo algunas opciones de tours en Español en Budapest que me parecen ideales:

Visitar el parlamento

El Parlamento es uno de los edificios más bonitos de la ciudad y uno de los más grandes de Budapest. De hecho, es el segundo parlamento más grande del mundo.

Se puede acceder y visitar su interior con una visita guiada. Si preferís visitarlo des de fuera lo podéis hacer desde los miradores del Castillo Buda y del Bastión de Pescadores o desde la orilla del río por la parte de Buda. Aunque miréis donde miréis váis a ver este emblemático y bonito edificio.

Sentarte junto al monumento Zapatos del Danubio

Otro indispensable de Budapest es su monumento Zapatos del Danubio. Se trata de una obra artística esculpida por Gyula Pauer que pretende recordar a todos los judíos que fueron atados y arrojados al río durante la segunda guerra mundial. La hilera de zapatos pretende recordar a todas estas personas, como si los zapatos siguiesen esperando a que sus dueños volviesen a salir del agua.

Pasear por las orillas del Danubio

Ya sea de día o de noche, pasear por esta zona te va a encantar. No olvides darte una vuelta por las orillas del río yendo a visitar monumentos o simplemente para estirar las piernas. Es preciosa.

No te pierdas nuestra guía para visitar Budapest en 3 días donde encontrarás información de la ciudad y alojamiento entre otros.

VENTE DE VIAJE A BUDAPEST CON NOSOTROS A TRAVÉS DE NUESTRO VIDEO BLOG:

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

Me encantaría saber que opinas del post. ¿Me dejas unas palabras?